Tu silencio después del verano

Foro de traductores médicos. Mensaje 104/815

Cuatro de abril. 09:05 horas.

Dice Carmina:

Con respecto a tu pregunta, Sergio, tengo que decir que los ácidos bicórvicos se forman a partir de sales de otros ácidos, por heteroisomerización de la porción cis.  No es posible, por tanto, que haya un doble enlace en esa posición: sólo puede ser dos carbonos antes o cuatro carbonos después.

Carmina Birana

Ginebra

Dice Sergio:

Tomo nota, ¡muchas gracias, Carmina! Voy a consultarlo con el cliente.

Sergio Torén

Montevideo

Comprobó que, una vez más, ella lo había logrado.  Había contestado a su propuesta de verse para cenar como si estuviera respondiendo a la consulta que él hizo sobre unos falsos ácidos.

Ambos participaban en un foro internáutico muy estricto, al que habían accedido por invitación y en el que solo aceptaban a gente muy cualificada.  Había severas normas de conducta y, sobre todo, una exigencia minuciosa en cuanto al correcto uso del idioma.  Nada de cuestiones personales.  Si alguien osaba mencionar que hacía una mañana soleada en su ciudad, en seguida recibía un mensaje de correo de la dirección amonestándole por ello, y se le recordaba que con dos amonestaciones quedaría expulsado del foro.

Foro de traductores médicos. Mensaje 104/833

Cuatro de abril. 10:25

Dice Sergio:

Tienes toda la razón, Carmina.  Es cuatro carbonos después.  Exactamente en la posición 9.  Es decir, una proteína que recorriera toda la cadena en busca de un codón debería llegar a DIH8 en esa posición para completar la estructura resonante.  Por favor, dime si estoy en lo cierto.

Sergio Torén

Montevideo

Dice Carmina:

Efectivamente.  Veo que lo has entendido. ¡Suerte con tu traducción!

Carmina Birana

Ginebra

Se aprovechaban de Internet para ocultar su residencia.  Los dos vivían en Palencia, uno en la calle Montevideo y la otra en la calle Ginebra.  Pero no era necesario dar detalles a los demás del foro.  Ella transmitía un carácter cosmopolita, traducía del alemán y del inglés y trabajaba para la multinacional Troche.  Él acostumbraba a dejar caer algún modismo uruguayo (o eso pensaba él, pero a veces le salían argentinos) y destilaba un gusto especial por las palabras más sonoras del español. 

El día 9.  Cafetería La Plaza, donde iba Hugo (DIH), a las 20:00.  Hugo fue el novio anterior de ella, al que dejó cuando emprendió esta aventura.  Solían ir con más amigos a celebrarlo casi todo.  Un día apareció Sergio, presentado por otra chica, y enseguida le llevó ante Carmina: «Es traductor, como tú». 

Entre traductores, el mundo es como en National Geographic, es decir, como la vida misma.  Se husmean.  Delimitan su territorio.  Se muestran desconfiados.  Las primeras frases de cortesía (son muy educados, en general) se mezclan con las verdaderas razones de la conversación (¿para quién trabajas? ¿cuánto cobras por palabra? ¿has publicado?).  Ella imaginó que él era de esos que ponen mayúsculas a todo.  Él conocía un glosario infumable que ella había publicado unos meses antes.

Foro de traductores médicos. Mensaje 104/895

Seis de abril. 18:30

Dice Carmina:

Os paso un enlace con la página web de la IUPAC sobre la nueva nomenclatura de los ácidos bicórvicos.  Como podéis ver, mi último mensaje al respecto cambia por completo. Espero que sea de interés.

Saludos

Carmina Birana

Ginebra

Dice Sergio:

¡Gracias por el enlace! Voy a estudiarlo despacito, por si afecta a este trabajo que me ocupa desde hace semanas.  Iba a entregar el día 9, pero igual me demoro debido a tu consulta.

Sergio Torén

Montevideo

Mantuvieron su relación durante meses.  Algunas noches hablaban por teléfono y se veían como los paladines del ciberromance.  A los dos les apasionaba la idea de estar contando intimidades disfrazadas de disertación científica.  También les gustaba la inconsistencia, es decir, el hecho de que la relación flotara en el ciberespacio como una promesa de que lo suyo era eterno y efímero a la vez.

Foro de traductores médicos. Mensaje 109/995

Once de septiembre. 13:45

Dice Carmina:

Sergio, me llama mucho la atención tu silencio después del verano, porque tras resolver lo de la nomenclatura de los ácidos no supe más de ti.  Por favor, da alguna señal en el foro porque necesito a un experto en tu campo.

Mil gracias.

Carmina Birana

Ginebra

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Nota: después de escribir este cuento se lo di a leer a una compañera traductora de la que entonces me fiaba. He aquí un resumen de su respuesta y de los comentarios que provocó:

La crítica de una querida compañera

17 de septiembre de 2010 a la(s) 8:17

En cuanto al cuento, lamento decirte que no me gustó por diversos motivos, entre ellos, la estructura literaria (confusa), el argumento (de una inverosimilitud que se justificaría si el relato fuera de otro estilo), el tratamiento que recibe el foro (de un humor “déplacé”, que diría el gabacho), el tratamiento que recibe el traductor (al que se pinta como un hipócrita) y el tratamiento que recibe la mujer (por el final machista). Por no hablar de los (…) que podrían sentirse aludidos. Lo siento, pero no lo recomendaría
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario