La traducción al español de trial, study y SWAT en el contexto de la traducción médica

Más de 35 años después de iniciar mi carrera como traductor médico, muchos de los problemas más destacados con los que me topé al principio siguen siendo un problema para quienes empiezan en esta profesión. A mí, profesional ultraespecializado en la traducción de documentos relacionados con la investigación clínica (y, según algunos, una de las principales autoridades en ese campo), no deja de sorprenderme que el asunto del que me ocupo hoy siga siendo un escollo para tantos compañeros. Pero insistiré: 

En español, y en el contexto antedicho, un estudio es cualquier «investigación, análisis o examen detallado de un organismo, de un objeto o de un fenómeno determinados» (DTM). Es un concepto muy amplio y, según ClinicalTrials.gov, los estudios clínicos pueden ser de 2 tipos: intervencionales (o ensayos clínicos) y observacionales. En otras fuentes se citan hasta al menos 5 tipos básicos (de casos, de correlación, longitudinales, experimentales y ensayos clínicos). https://researchautism.org/five-basic-types-of-research-studies/

Un ensayo es uno de esos 2 (o 5) tipos de estudios, que se distingue de los demás porque en él se emplea un grupo experimental o de control y los participantes son asignados aleatoriamente para recibir el tratamiento en investigación o un placebo. En España, hasta el BOE coincide en esto (artículo 2 del capítulo 1 del RD 1090/2015, de 4 de diciembre). https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2015-14082

La adición del adjetivo «clínico/a» (clinical) es intrascendente aquí. Recuerda que solo significa «perteneciente o relativo a la clínica o enseñanza práctica de la medicina» y que procede del griego [klīn(ē) κλίνη gr. ‘lecho’ + -ik-ós/-ḗ gr.], idioma en el que se refiere al lecho, a la cama, por lo que, en nuestro contexto, este adjetivo puede calificar a prácticamente todos los sustantivos.

El DTM advierte: «En el ámbito experimental, los términos “ensayo”, “estudio” y “experimento” se superponen a menudo y se usan con frecuencia, según el contexto, como si fueran sinónimos». Por razones evidentes, yo rechazo de plano el término «experimento» en relación con los ensayos clínicos con seres humanos.    

En inglés ocurre exactamente igual: study es el hiperónimo de trial, que es un tipo de study. Las definiciones correspondientes son las mismas que he dado para su versión en español. Y son mayoría los autores que tratan el tema y que advierten de que los utilizan como si fueran sinónimos estrictos.

¿No te queda claro? A ver así: todos los ensayos (trials) son estudios, pero no todos los estudios (studies) son ensayos.

Solo si he sabido explicarme entenderás qué es un study within a trial (un SWAT), es decir, un «estudio dentro de un ensayo»: un estudio de investigación autónomo que se integra en un ensayo clínico («anfitrión») con el objetivo de evaluar o explorar formas alternativas de realizar u organizar una parte concreta del ensayo. Salvo que en el original en inglés se diga expresamente otra cosa (o la infiera el traductor), lo sensato es seguirle la corriente al redactor y traducir study por «estudio» y trial por «ensayo» tantas veces como aparezcan.