La expresión «en mi fuero interno», revisitada

Fuero interno: Libertad de pensamiento y de juicio que tiene una persona: «En mi fuero interno, sabía que eso era incorrecto».

Esta expresión no es frecuente en nuestros días. Y quien la usa puede referirse a diferentes cosas: en mi interior, en mi conciencia, en el fondo de mi corazón…todas relacionadas de una u otra forma con la definición que he puesto arriba, pero con menos precisión.

El pensamiento y el juicio de cada uno se basan en la información que vamos recibiendo a lo largo de la vida, y en el procesamiento personal que cada uno hace de esa información, sobre todo a la hora de distinguir el bien del mal, hablando en términos muy generales.

Hoy en día la información nos llega, principalmente, por Internet y por televisión, y en la mayor parte de los casos ya viene digerida, total o parcialmente. Es casi imposiblemente acceder a los hechos netos de algo que haya pasado en un nuestro planeta, pues el objetivo de la cámara que nos lo muestra nunca es inocente.

Por eso propongo una nueva expresión: «EN MI FORO INTERNO». Quiere decir lo mismo que su predecesora, pero recoge la aportación de datos que recibimos de Internet, sobre todo de los foros de debate que parecen estar recuperando la vieja, querida y perdida democracia.

Perdona que te corrija.

2 comentarios
  1. paratterminar
    paratterminar Dice:

    Muchas gracias por escribir, Pablo. A mí me parece que el "foro externo" ya existe, es el foro romano de cada uno: la familia, los amigos, los compañeros de trabajo…el sitio donde cada uno comparte ideas y puntos de vista. Un saludo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario